Plano picado al reves de Rascacielos. New York, 1992



Plano picado al revés de rascacielos.

No cabe duda que hablar de New York y no hacer mención de los rascacielos es como ir a ver una película de Chuck Norris por la profundidad y pureza espiritual de los diálogos, es decir, imposible. 

Y es que en 1992 lo más alto que teníamos por el terruño, sin contar a Romay claro, era Torre Picasso y  New York era como un Torre Picasso al lado de otro y alguna que otra vez hasta encima de otro!. 



Hay que decir que durante la entera semana que pasamos en New York, más del cincuenta por cierto del tiempo que estuvimos por la calle lo pasamos mirando en vertical, es raro que no volviéramos con desviación de cuello. 

De esa guisa era bastante complicado pasar por un local, aunque de igual manera la hubiéramos fastidiado nada más abriendo la boca para decir "Hello!". 

New York es una ciudad que se extiende tanto a lo ancho como a lo alto, aunque para ser sinceros es realmente Manhattan la zona que despunta entre las nubes, aunque alguna de las veces los colosos se pierdan mas lejos de estas.



Empire State Building. 

El Empire State Building fue terminado en 1931 y se alza hasta los 449 metros, más de tres veces Torre Picasso, y es sin duda el edificio mas emblemático de la ciudad.

Como no era de otra manera aguantamos estoicamente la hora de espera en la cola para subir a la cumbre, para lo cual tuvimos que utilizar varios ascensores, es decir, varias colas!. 

En cualquier caso la espera merece mas que la pena cuando uno sale a la terraza exterior en la cima del edificio.

Uno de los días en donde estuvimos libres de nubes y niebla.

Con la niebla, realmente parece perderse en lo alto de las nubes.

Eso sí, cuidado con los que sufran de vértigo, por que la altura es como para tirar de espaldas, es como alcanzar las nubes con los dedos. 

Por suerte el día no era muy ventoso, por dos razones, la primera y más importante es porque normalmente el acceso al exterior suele estar prohibido en esos días, y segunda y ciertamente relacionada con la primera es que podrías salir literalmente volando si el tío Eolo le diera con fuerza. 

En la entrada del edificio.


Por fin de día en lo alto del Empire State.

Según avanzaba la tarde, el frío empezaba a ser más intenso.

La terraza se extiende alrededor del ático, con lo cual se puede ver la ciudad desde cualquier dirección.

Al sur todavía podían verse las Torres Gemelas. 

No quiero ni recordar la cantidad de vueltas que le dimos a la terraza en custión, en un sentido primero, en el otro después y vuelta a empezar. 

Y cabe decir que en aquella época todavía no disponíamos de las estupendas cámaras digitales de hoy en día, pues de ser así creo que todavía estaríamos por allí arriba tomando fotos!.






Los adeptos a recuerdos y regalos pueden estar tranquilos, pues tanto en la base del edificio con en la cumbre pueden comprar cualquier tipo de chorrada relacionada con la ciudad, la estatua o el Empire State, ningún problema en ese sentido, y la verdad, es que ese es el menor de los problemas en cualquier otro lugar en la ciudad, por que si quieres comprar, más fácil que en la Gran Manzana no lo vas a tener en ninguna otra ciudad, bueno, quizás Las Vegas no le ande lejos.


Las Torres Gemelas

En 1992, las Twin Towers of the World Trade Center eran los edificios más altos de la ciudad, alzándose hasta los 526 metros. 

Las torres se terminaron en 1973 y bueno, lamentablemente después del 11 de Septiembre del 2001 ya no es posible contemplarlas.


Perdiéndose en la niebla



El World Trade Center estaba situado en el bajo Manhattan, prácticamente colindado con Wall Street, y como su propio nombre indica era un importante centro de comercio mundial.

Para ser sinceros, las torres eran una realmente muy, pero que muy altas, ponerse en cualquiera de su paredes y mirad hacia arriba era para marearse, metros y metros de hormigón y mas hormigón.

Y como no, de nuevo era imposible negarse la subida a lo alto de una de ellas. Esta vez la espera fue casi inexistente aunque en este caso el acceso a la terraza estaba prohibido, así que nos tuvimos que contentar con contemplar las vistas desde el interior, entre cienes de carritos de imanes para la nevera con la Estatua de la Libertad y el "I love NY" en forma de manzana. 

Quizás la vista más impresionante era la que se extiende en el vano con la torre gemela, pues si ya un edificio a esa altura impresiona, ver por la ventana otro exactamente igual en lo alto del mundo, pues sí que da palo! 

La foto esta bien obscura, pero es la entrada de las Torres Gemelas.

Todavía mas obscura, en lo alto de las torres, de noche, claro está.

Para nuestra desgracia o fortuna, se nos hizo bastante tarde allí arriba, con lo cual no pudimos ver la ciudad a la luz del día, si no a la de los miles de neones a lo largo y ancho de Manhattan.


Otros rascacielos.

Chrysler Building, MetLife Building, las torres del Rockefeller Center y la verdad es que hacer recapitulación del resto de los rascacielos de New York me llevaría demasiado tiempo y tampoco es cuestión de aburrir al personal!.

Crysler Building.


En el famoso campo de patinaje del Rockefeller Center.


Rockefeller Center.


Ademas, teniendo en cuenta que el resto de los skyscrapers los vimos a nivel de calle, bueno, no realmente a nivel de la calle... 


Un paseo por las nubes.

Ya que después de nuestra visita al USS Intrepid, y dado que prácticamente estábamos al lado de un pequeño helipuerto, no pudimos evitar la tentación de dar una vuelta a la Gran Manzana en helicóptero!

El aparato en cuestión.


Piloto dándonos la bienvenida.


En el aire.

No quiero ni contar el nerviosismo que teníamos al subir al aparato en cuestión, ya que hasta entonces un Seat 850 Sport tuneado había sido lo más excitante a lo que me había subido, y bueno esto era como un 850 a lo bruto pero con aspas. 

La experiencia de montar en helicóptero es algo que hay que sentir, y si encima se tiene la suerte de hacerlo sobrevolando la isla de Manhattan pues casi como que mejor, ¿no?

La aventura ya empezó desde la compra de los tickets, fue casi como en el chiste, pero en ingles, así que para ahorrar problemas idiomáticos intentaré hacer la traducción simultánea:

  • [Los Pardillos] Good Morning (esta frase os la dejo como deberes para casa!)

  • ¿Que desean?

  • [Los Pardillos] Pues que veníamos por lo del paseo en helicóptero.

  • Muy bien, y ¿Cuál desean realizar ustedes?.

  • [Los Pardillos] Pues... la verdad... es que no estamos seguros. ¿Cuales tiene?

  • Pues tenemos el "chachi-pi-lerendi" por toda la ciudad y aledaños.

  • [Los Pardillos] Eso suena bien, pero... ¿Cuánto cuesta?

  • X dólares, donde X es una cantidad que todavía me marea recordar.

  • [Los Pardillos] Esto... ha dicho usted... lo cualo... en fin, y ¿algo más económico no tendrá verdad?

  • Sí claro, tenemos el "chachi-debuten" tour por Manhattan, es uno de los más solicitados estos días.

  • [Los Pardillos] Bien, bien, pero ¿Cuánto?
  • Z dólares, sustitúyase Z por la asignación mensual de los hijos del Beckham.

  • [Los Pardillos] Puf! la verdad es que eso se escapa un poco del presupuesto ..

Quince minutos después...

  • Y bueno, también tenemos este... tour..., y sale por "tantos" dólares, donde "tantos" era como no comer y cenar por un par de días, más o menos.

  • [Los Pardillos después de mucha meditación y cábalas económico-monetarias que ya le gustaría al Secretario del Tesoro ese] Bien... tomaremos este. Por cierto ¿hacen descuento por la compra en grupo? ¿de tres? ¿Se puede pagar a plazos cómodos...?

Después de pagar los "tantos" dólares con todo el dolor de nuestros... bolsillos, iniciamos el tour, que la verdad es que no estuvo nada mal, incluso nos dejaron entrar en el helicóptero, ya que por buen rato pensamos que tendríamos que ir en los patines.

Como último dato para los amantes a las estadísticas simplemente terminar diciendo que a su finalización en el 2011, la Freedom Tower será el edificio más alto de New York.

Acumulación de edificios altos, muy altos.

Torres Gemelas.

Estatua de la Libertad con Manhattan al fondo.

Torres Gemelas y el barrio de Wall Street 

Central Park.

Manhattan con el Empire State Building.

Isla de Ellis.

Estatua de la Libertad.

Entrada en Manhattan del Brooklyn Bridge.

Lago de Central Park.

Manhattan y Central Park.

Manhattan West Side, como en la película.

Manhattan.

Torres Gemelas perdiéndose en Manhattan.

En el puerto cerca de la base del helicóptero.


Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. 🤩Me encanta como describes los lugares. Gracias 🙏🏻

    ResponderEliminar
  2. Dolió el precio del tour pero mereció la pena, eh?? Si algún día tengo la suerte de poder ir, sin duda la visita en helicóptero no me la pierdo!!!, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mar! Si que mereció la pena, total un par más de perritos calientes para comer! :-)

      Eliminar