Un parque de atracciones de calabazas.

Welcome
Bienvenidos al Pumpkin Patch.

Un parque de atracciones de calabazas.

Este pumpkin patch como aquí son llamados estos eventos, que realmente parecen más un pequeño parque de atracciones dedicado a la calabazas, esta situado a las afueras de Petaluma, siendo $7 dólares el precio de la entrada.

Siguiendo con las fiestas de Halloween, otro elemento que aparece por cualquier sitio son las calabazas. 

Lo más normal es comprar una, vaciarla, usar lo comestible para hacer postres o platos variados y decorar el inferior con velas, haciendo diferentes formas en la cascara dura para crear un Jack-o'-lantern.


Petaluma pumpkin patch
Petaluma Pumpkin Patch.
 

Luego se lleva la tarta de calabaza y la farolito en sí a cualquiera de los concursos de mejor calabaza del barrio.

 


Las calabazas se pueden comprar en cualquier supermercado pero tiene mucho más encanto el ir a un Pumpkin Patch, muchos de los cuales son auténticos parques de atracciones dedicados a las calabazas.


Pumpkin field
Un campo de calabazas.


Normalmente están ubicados junto a campos de cultivo de calabazas, y el principal atractivo es ir con la familia al campo y coger alguna de las calabazas directamente del este. 

El tamaño de las calabazas va desde pequeñas a realmente enormes, y todo depende del hambre y de las dotes artísticas de cada uno cual es la elegida.




También se pueden encontrar exposiciones de calabazas, con distintos colores, naranjas, amarillas, verdes y en muy diferentes formas y tamaños. 

Es interesante encontrarse que algunas parecen realmente salidas de una película de Alien.



Pumpkins
Todo tipo de calabazas.


No podían faltar los animales, sobre todo en zonas rurales como esta: cabras, caballos, conejos, gallinas y casi siempre llamas, muy de moda por aquí.

Es habitual encontrar diferentes atracciones para los niños, castillos inflables, distintos juegos organizados con utensilios de granja. 


Distintos tamaños de calabazas.


Por ejemplo una carrera de patitos de goma a lo largo de una par de tuberías en donde el agua que corría por ellas se sacaba de un bomba de agua. 

Los más curioso eran las bombas, los patitos de goma eran meras anécdotas.

Y uno de los clásico de la mayoría de estos pumpkin patch son los laberintos, casi todos hechos en campos de maíz. 


En lo alto de la colina de paja.


La idea es crear el laberinto antes de plantar el maíz, con lo que por el camino no va a crecer este. 

El tamaño varia mucho, los hay desde lo mas pequeñitos hasta los realmente grandes y complicados.


Los girasoles no siempre son para el verano.


El Pumpkin Patch al que fuimos esta a la entrada de Petaluma, justo junto a un campo de calabazas y de maíz, y sito justo al lado de la autopista, lo cual curiosamente siempre causa atascos por esta época porque la gente reduce la velocidad para ver el campo de calabazas. 

Llevo aquí mas de 12 años y es algo que pasa año sí y año también.


Ya nos avisan de no entrar en el laberinto!


El laberinto de maíz, a-maizing como, lo llaman en muchos sitios jugando con las palabras maíz y fabuloso, es bastante grande, y el maíz es bastante alto, así que una vez dentro es complicado ver fuera de los muros de cada corredor.



Maze
Dentro del laberinto.


Lo cierto es que empezamos Marcela y yo el recorrido muy ufanos, bueno, más bien era yo, pensé que iba a ser pecata minuta, y gracias a que Marcela cogió una postal con el mapa del laberinto pudimos salir de allí! 

Durante los primeros cinco minutos nos divertimos dando vueltas, los diez minutos siguientes en donde intente demostrar mis dotes de rastreador fueron un desastre que a penas nos volvieron a llevar a ningún lado mas que a perdernos totalmente. 


Llamas en el campo de calabazas.


Después de casi media hora de no llegar a ningún sitio y siguiendo los consejos de Marcela, decidimos hecharle un vistazo al mapa para orientarnos, lo cual no es nada fácil cuando no sabes dónde estas en absoluto. 

La única pista eran unos cruces de seis caminos, los cuales usamos para poner una referencia y a partir de ahi seguir una ruta para poder salir. 

Se acabo el rastreo y la intuición, después de mas de media hora ya era tiempo de saber dónde estaba la salida.

Y finalmente, conseguimos salir! Todavía era de día, para nuestra fortuna con lo que pudimos apreciar a la luz del sol de la tarde el resto del parque.

Moraleja: siempre lleva un mapa cuando vayas a un laberinto, o si no, ves provisto de una buena bolsa de piedrecitas de colores para marcar el camino!





 

Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. Qué lugar tan divertido, un planazo!!, y con niños ya increíble!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que se pasa una tarde agradable y divertida.
      Muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Hola !! Me podéis ayudar con la dirección y el precio para poder acceder , muchas gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el parque esta en 450, Stony Point en Petaluma, y el precio es de $7.

      Eliminar