Flotar para meditar.



Flotar para meditar.

Este pasado fin de semana y gracias a una oferta de Groupon, probamos el llamado True REST (Reduced Environmental Stimulus Therapy) en sus siglas inglesas, o la Terapia de Estímulo Ambiental Reducido.

REST se basa en crear un entorno de gravedad cero, el cual permite que tanto la mente y como el cuerpo se relajen completamente. También es llamada de privación sensorial.

Dirección

    3270 California Boulevard, Suite C, Napa, California 94558

Teléfono:

    1-707-254-9455

Horario:

    Lunes a Domingo de 9:00am a 10:00pm

Website:

    https://truerest.com/

    

Haciendo uso de más de 400 kilos de sales de Epsom en cerca de 700 litros de agua, nos permite flotar en el agua como si estuviéramos flotando en el aire, pero esta vez sin ningún esfuerzo por nuestra parte.

Sin la gravedad afectando a nuestro cuerpo, la presión que esta ejerce sobre nuestro esqueleto, sistema muscular y nervioso permite el alivio del dolor, el estrés, así como relajarse y recuperarse de muchas de nuestros problemas relacionados con nervios y músculos.

Las sales de Epson además son excelente tratamiento para la piel, el cabello y las uñas y actúan como un gran exfoliante. Ayuda con el dolor articular, alivian el estrés y relajan naturalmente el cuerpo, sirviendo para prevenir inflamación en las articulaciones y los músculos, siendo un tratamiento ideal para esguinces, distensiones o dolores musculares.

El tratamiento de una hora en cero gravedad y cero distracciones nos ayuda a disminuir la producción de cortisol, la hormona del estrés, lo cual permite que al final del tratamiento salgamos renovados y serenos.



Durante esta hora el cerebro entra en el estado de ondas cerebrales theta, asociado con el sueño profundo. Al eliminarse todas las fuentes externas de distracción, durante la flotación entraremos en una forma extrema de auténtico descanso.

El agua esta a la temperatura media del cuerpo, así que sentiremos como estar flotando en una nube o en el espacio exterior.

Podría extenderme aquí sobre todos los beneficios de este tratamiento, los cuales podéis encontrar en la website del spa, pero creo que lo más interesante es contar como fue nuestra experiencia con esta nueva, y totalmente desconocida para mi, terapia.

Esta cadena de spas podemos encontrarla en varios lugares de California, y Napa era la más cercana, siendo una de las que ofrecía una oferta para un primer tratamiento, el cual consistía básicamente en dos tratamiento al precio de uno, ideal para que una pareja pruebe y conozca este.



Tuvimos que llevar unos quince minutos antes de nuestra cita, debido a rellenar el típico documento de disclaimer o descargo de responsabilidades. Este documento es práctica común en casi cualquier actividad, y sirve a la mayoría de los negocios evitar ser denunciados por muchas de las situaciones que se nos pueden dar. En el caso del spa teníamos que declarar cualquier problema físico o incapacidad que pudieran ponernos en problemas durante el tratamiento.

Terminados los requerimientos burocráticos, nos proveen de una chanclas las cuales deberemos usar para acceder al resto del spa.

En la entrada del Spa.

La razón más importante para acudir con ese margen de tiempo antes de empezar nuestra sesión es que tendremos que ver un corto video en el que se nos explica, primero, los beneficios de la terapia de flotación así como un rápido recorrido por las instalaciones y el uso y manejo de la cápsula en donde se realiza el tratamiento.

Acabados los videos informativos nos dejan con un video de música e imágenes relajantes que nos permiten inicial nuestro tratamiento.

Una vez ya disponibles las cápsulas, nos hace un nuevo y corto recorrido enseñándonos aseos, vestidores y las habitaciones donde estas las capsulas.

Cada habitación tiene una única cápsula, pues lo realizaremos cada uno por separados. Nos vuelven a enseñar el funcionamiento básico y nos dejan a nuestra libertad para empezar este.

Antes de empezar la sesión tenemos un video sobre la técnica de flotado que vamos a disfrutar, una breve presentación de las instalaciones y música para empezar nuestra relajación.



En la habitación disponemos de un pequeño vestidor y colgador para dejar nuestra ropa, así como una amplia ducha, la cual tenemos que usar antes y al final de nuestra sesión.

Tendremos también unos tapones de cera, los cuales recomiendan usar antes de la ducha, de manera que esos sellen los oídos antes de entrar al agua salada. Estos nos ayudaran a que no nos entre agua en los oídos, lo cual puede ser bastante molesto y causar distracciones en nuestra experiencia.

Junto a los tapones hay un sobre con una solución que deberemos aplicarnos en alguna herida que podamos tener para evitar la sensación de escozor debido a la sal.

Cada uno en su habitación privada con su propia cápsula.



Recomendación, no afeitarse o depilarse ese mismo día, pues corte a parte, sentiremos una sensación un tanto extraña debido al afeitado, al cual la verdad es que se pasa en pocos minutos.

La cápsula es bastante amplia, lo cual significa que no nos sentiremos con una sensación extrema de agobio, aunque hay que notar que es bastante más pequeña que un ascensor típico, y vamos a permanecer en ella durante casi una hora.

Una vez dentro podemos bien cerrarla, lo cual nos aislará completamente o si sentimos problemas con ello, podemos dejarla abierta.

Dentro vamos a encontrar bien poca cosa, agua a parte, disponemos de un pequeño spray de agua fresca y una toalla pequeña que deberos usar si nos entra un poco de agua salada en los ojos, y puedo aseguraros que es de lo más necesario, pues fue mi caso y con el agua y la toalla pude solucionar rápidamente el problema.

Disponemos de una ducha privada la cual debemos hacer uso antes de entrar en la cápsula y sobre al salir de esta.

Listo para ser encapsulado!

Una flotador para ponerlo debajo de la cabeza, el cual nos puede ayudar a no sentir esta tan dentro del agua. Al retirar este, pues no me sentía muy cómodo con él, fue la razón que un par de gotas de agua salada causan los problemas antes mencionados, que no pasaron a mas, salazón a parte.

Un par de botones nos permiten apagar la suave luz que tenemos o cambiar su tonalidad a diversos colores. Sin luz nos sentiremos en una total y absoluta oscuridad. 

Otro botón con un inter-comunicador nos permite avisar por si tenemos algún problema para que puedan venir a ayudarnos.

Finalmente un par de altavoces completan lo que vamos a encontrar dentro de la cápsula. Los altavoces son necesarios para los primero quince minutos de nuestra sesión en donde una música suave nos ayuda a entrar en nuestro estado de relajación, y durante los últimos cinco minutos para avisarnos que la sesión esta a punto de acabar.

Conector de audio por si queremos tener nuestra propia música.

El resto, casi cuarenta y cinco minutos los podemos pasar en absoluto silencio, oscuridad y aislamiento, aunque puedes pedir tener algún tipo de música durante esa parte de la sesión, e incluso hay un cable para poder conectar tu teléfono para usar tu propia música.

Una vez tumbados en el agua, no hay absolutamente ningún problema para flotar, se siente de lo más natural y no es necesario ningún esfuerzo. La cabeza se mantiene fuera del agua, estando únicamente los oídos dentro del agua, pero para quien le pueda molestar puede usar en collar flotador, con el cual toda la cabeza, oídos incluidos estarán fuera del agua.

Tras un par de minutos, se siente uno bien a gusto y es bastante fácil empezar a relajarse una vez que encontremos la posición adecuada, siendo varias las que nos recomienden en el video de presentación de la terapia que podemos intentar.

Una vez acabada la sesión, la cápsula tiene un sistema para limpiar filtrar el agua antes de la siguiente sesión.

En mi caso opte por el silencio durante la sesión, y una vez pasados unos veinte minutos llegue a tal estado de relajación que me quedé literalmente dormido, despertando cuando oí la música que indicaba el final de la terapia.

El agua se siente curiosa con esa solución salina, la cual la da un tacto un tanto denso, y se siente en la piel también, sin ser algo desagradable en absoluto, pero sí curioso.

Una vez acabado, abriremos la cápsula, en el caso de que este cerrado y salimos de ella dándonos una tranquila y relajante ducha. 

Al tiempo vemos que el sistema de agua empieza a filtrar y limpiar la cápsula, de manera que esta pueda estar completamente disponible para el siguiente tratamiento.

Disfrutando del Bar de Oxígeno.



Acabada la sesión podemos disponer, en nuestra primera visita, como cortesía, o incluida para los miembros, del llamado Bar de Oxígeno. Este consiste de unas cánulas nasales por donde inhalaremos diferentes esencias naturales durante unos cinco minutos, mientras podemos descansar y continuar nuestra relajación con un té de cortesía también

Y esta fue la experiencia, bastante más gratificante que los baños de barro, y la verdad es que mu relajante.





Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Vaya, se antoja esa experiencia. Se ve genial. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Aquello está muy lejos pero, partiendo de vuestra experiencia, algo encontraremos por aquí similar. Un buen día, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Ideal para relajarse y sentir una sensación de tranquilidad total, gracias por compartir

    ResponderEliminar