Parador Nacional de Tortosa


Parador Nacional de Tortosa.

El parador nacional de Tortosa se asienta sobre el antiguo castillo de de San Juan o de la Zuda/Suda, el cual domina toda la ciudad desde lo alto de una colina situada cerca del río Ebro.


El castillo.

El castillo tiene una larga historia de asentamientos en este privilegiada posición.

  • Primero fue un poblado íbero.
  • Sobre este se asentó una acrópolis romana.
  • En el siglo X, los árabes construirían una alcazaba árabe, y aquí se encuentra precisamente el único cementerio árabe en toda Cataluña.
  • Después de la caída de la fortaleza en 1148, sería el momento de la construcción del castillo de Zuda/Suda.

Aparcamiento en el exterior del parador.

El nombre del castillo proviene precisamente de la alcazaba árabe y del enorme pozo que mandaron construir en este lugar.

Tras la toma en 1148, el cerro se dividiría entre los vencedores: los genoveses, los Montcada y los templarios.

Poco después Ramón Berenguer compró su parte a los genoveses, y en el 1182, el rey Alfonso I lo cedió a los templarios, siendo esta la razón por la que este castillo siempre se relaciona con la Orden del Temple.

El castillo tenía fundamentalmente una misión defensiva sobre el bajo Ebro, pero en el reinado de Jaime I este fue usado como residencia real.

En uno de los cañones en las murallas del castillo.

El castillo fue sufriendo sucesivos daños desde los tiempos de la guerra de sucesión durante los siglos XVI y XVII, en la guerra de independencia contra los franceses en el XIX y finalmente en la guerra civil en el XX, llegando hasta la practica destrucción de este.

De los orígenes del castillo, hoy solo quedan parte de las murallas, las arcadas de acceso, la nave del polvorín, el patio de armas y unos sótanos.

Zonas verdes rodean el parador para recorrer las murallas.


Torre del parador.


Cerca de las habitaciones y la piscina.


Habitaciones orientadas al norte y a la piscina.


Piscina del parador.

La piscina esta situada al norte del parador, amparada por las murallas y desde ella podemos disfrutar de una maravillosas vistas de Tortosa, el río Ebro y las montañas.

A nuestra llegada por la tarde casi no tuvimos tiempo de disfrutar la piscina debido a la tormenta que se cernía sobre nosotros.


Baño con tormenta al fondo.


La mañana siguiente fue de lo más soleada.


Vistas de la piscina y el norte de Tortosa.


Interior del parador.

En el interior podemos ver varios salones, los cuales pueden ser usados para reuniones o conferencias o simplemente para descansar, así como un bar, debajo del comedor del restaurante, en donde poder disfrutar de un vino de la región, sobre todo si eres "amigo de paradores", pues tienes una bebida de cortesía por persona.

Disfrutando de un vino de cortesía por se "amigos de paradores".


Tranquilamente esperando a la hora de la salida.


Cena en el parador.

Debido a la tormenta que tuvimos durante la tarde noche, no tuvimos la oportunidad de visitar la hermosa población de Tortosa, y disfrutamos de una excelente cena en el restaurante del parador, donde pudimos deleitarnos con el Menú Tradicional Tortosino, una especie de menú de degustación de los productos de la región del Bajo Ebro.
  • Embutidos y quesos catalanes.
  • Mejillones del delta del Ebro al vapor.
  • Fritura de calamares al ali-oli.
  • Escalibada de anchoas.
  • Arroz costa del Ebro "tot pelat".
  • Crema catalana.
  • Café o té.
  • Vino Denominación de Origen Terra Alta
El menú es al menos para dos comensales al precio de 35 euros cada uno, pero pudimos cenar tranquilamente los tres, debido al gran tamaño de los platos.


Espectacular el comedor del restaurante, y más espectacular el menú tradicional Tortosino.


Vistas desde el parador.

El parador ofrece una posición privilegiada para disfrutar de  increíbles vistas de Tortosa, el río Ebro y las montañas del Parque Natural de Els Ports.

Las mejores vistas las tenemos desde la Punta del Diamant o Torre de Túbai.

El día de nuestra llegada, después de un viaje soleado, llegamos a la tormenta que se cernía sobre Tortosa.


Vista de la Catedral de Santa María, Tortosa y el río Ebro.

El río Ebro y las montañas del Parque Natural de Els Ports.

Vista al norte de Tortosa.


Tortosa.

Lamentable no tuvimos la oportunidad de visitar Tortosa tal y como queríamos, pero aquí están algunas de las principales lugares, los cuales tomamos nota para nuestra próxima visita.
  • Catedral de Santa María.
  • Barrio Judío.
  • Jardines del Príncipe.
  • Colegios Reales.
  • Fiesta del Renacimiento durante la segunda quincena de Julio.
  • Simplemente pasear por sus calles llenas de historia y cultura y disfrutar de otra de nuestras maravillas.





Publicar un comentario

6 Comentarios