Ad Code

Responsive Advertisement

Alamere Falls: cascadas en la playa.


Alamere Falls.

Esta vez llegamos a Alamere Falls siguiendo Palomarin Trail, una ruta de cerca de 18 kilómetros, ida y vuelta, la cual suele estar bastante transitada, sobre todo en la época cuando podemos encontrar bastante agua el Alamere Falls.

Esta ruta empieza cerca de Bolinas, California, atravesaremos varios pequeños lagos, saliendo finalmente a Wilcat Beach, la cual recorreremos en buena parte para acabar en Alamere Falls. 

Mapa de Alamere Falls proporcionado por el Servicio de Parques Nacionales.

Toda el área pertenece a Point Reyes National Seashore, Marin County en California.

Esta ruta se considera como moderada, aunque hay el inicio del tramo de vuelta se sitúa justo detrás de las cascadas y es de una inclinación importante y suele estar bastante lleno de poison oak (hiedra venenosa). Siempre podemos retomar el camino de ida hasta las cascada, en cuyo caso la ruta se hace más larga pero evitaremos esa zona más complicada que quizás no todo el mundo pueda atravesar.

Empezamos la ruta con mucha energía, ya veremos que tal al final.


Direcciones hasta Palomarin Trailhead.

Para llegar Palomarin Trailhead, deberemos tomar Mesa Road, la cual se encuentra cerca de Bolinas a través d Oleama Bolinas Road, la cual podemos coger desde la carretera 1.

Siguiendo Mesa Road esta nos llevará hasta el comienzo del sendero, pues es el final de la carretera.


Sendero de Palomarin.

Palomarin Trail es el nombre del sendero que nos lleva hasta Alamere Falls, que son unas cascadas a las que solo podemos acceder cuando la marea esta baja, lo que significa que es muy importante que comprobemos con antelación es estado de las mareas en Wildcat Beach y el tiempo que disponemos desde el comienzo de la caminata, pues podemos correr el peligro de llegar a la playa con la marea ya alta, o que esta nos encuentre cuando todavía estemos en las cascadas.

En cualquier caso es muy recomendable llegar temprano, si las mareas lo permiten, pues el parking es bastante limitado y se suele llenar muy rápidamente.

Durante esta caminata vamos a disfrutar de excelentes vistas del Océano Pacífico, llegando incluso a poder ver, si el día esta despejado y sin niebla, de las Farallon Islands. En nuestra ruta vamos a poder apreciar también varios lagos como Bass Lake y Pelican Lake.

Existe un ataje para llegar antes a las cascadas y acortar casi 6 kilómetros de la ruta. No esta oficialmente señalizado, pero normalmente podemos encontrar una flecha construida con piedras que nos indica este. Esta ruta requiere de cierta escalada para la bajada, la cual puede ser peligrosa, y esta ruta no esta mantenida por el Parque Nacional.

Es muy importante jamas tomar este atajo con la marea alta, pues las rocas de bajada pueden estar mojadas lo cual supone un gran peligro, unido al de las hiedra venenosa.

Siguiendo la recomendación oficial, llegaríamos al Campamento de Wilcat, el cual esta cerca de Wildcat Beach.

Comenzamos subiendo mientras atravesamos el bosque, para llegar al acantilado.

Parada con vistas.


Recorremos un buen tramo al borde del acantilado, las vistas del Océano son maravillosas en este tramo.


Por un buen tramo volvemos a adentrarnos en el bosque, atravesando varios arroyos en nuestro camino.


Vista de Bass Lake, el primer lago que encontramos en la ruta.

Salimos del bosque, ya mas cerca de Wilcat Beach, al fondo Ocean Lake y el Océano Pacífico.


Cruzamos el último arroyo para llegar al campamento de Wildcat.


Tomando un descanso antes de atravesar la playa.

Alamere Falls.

En época de lluvias, o justo al acabar esta, podemos disfrutar de estas cascadas en su mejor momento. La situación que tienen, cayendo en un acantilado al borde de la playa, hacen de ellas un espectáculo único.

La caída de las cascadas es de cerca de 13 metros, y deberemos andar por Wilcat Beach cerca de 1.7 kilómetros para llegar a ellas.

Llegamos a Wilcat Beach.


Soleado y sin niebla, perfecto para disfrutar el paseo por la playa.


Cerca de dos kilómetros de ruta por la playa.


Para el que quiera disfrutar más de esta, Wildcat se extiende por kilómetros a ambos lados del campamento.


Por fin divisamos las cascadas, Alamere Falls a lo lejos.


Debajo de la cascada.


No estaba siendo un invierno muy húmedo, pero encontramos las cascadas con bastante agua.


Toma casi desde la base de la cascada.


La ubicación de las cascadas es realmente mágica.


Océano Pacífico siempre tan dramático.


Merecido descanso a mitad de camino.


Foto sin gente, realmente complicada para un fin de semana.


Última toma frontal de las cascadas, imposible esta vez tomarla sin gente.


Estrellas de mar.


Wilcat Lake en el camino de regreso.


Cruzando otro de los pequeños arroyos.


De vuelta al acantilado y las vistas del Océano.


Fin de la ruta.


Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. La cascada es increíble, ¡espectacular!!, y el camino tiene buenísima pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Es una ruta muy interesante, sobre todo cuando no tienes mucha niebla que es lo habitual en la zona.

      Eliminar