Ad Code

Responsive Advertisement

Peñíscola



Peñíscola.

Quiero dedicar esta entrada a mi hermana. Este último año ha sido muy duro para ella y espero que esta corta escapada haya podido traer una sonrisa de alegría a su vida. Te queremos mucho, Meli.

Ahora hablamos del lugar, Peñíscola / Peníscola. Creo que no puedo decir mucho más de lo mucho que se ha dicho sobre este maravilloso pueblo, considerado como uno de los pueblos más bonitos de España y con toda la razón del mundo.

Esta situado en la costa norte de la provincia de Castellón, en la comarca del Bajo Maestrazgo.

En enero de 2013 paso a formar parte de la red de los pueblos más bonitos de España.

Su orígenes se remontan a los tiempos de los pueblos ibéricos, y ha sido asentamiento tanto de fenicios, como de griegos, cartagineses, romanos, bizantinos y árabes.

Hasta el 1233 fue posesión de los musulmanes, cuando Jaime I tomaría la ciudad, la cual fue pacífica, pues esta fue entregada sin lucha alguna después de la caída de Burriana,

La construcción del famoso castillo templario, sobre los restos de una alcazaba árabe, tuvo lugar entre los años 1294 y 1307.

Junto a la plaza del castillo.

Luces de la noche en el casco viejo.


Caminar por la noche en el casco antiguo es una autentico placer.


Encontramos pasajes y bellas callejas casi a cada esquina.


Flores y tiestos decoran la mayoría de las terrazas y entradas a las casas del casco antiguo.




La fama del castillo proviene en buena medida del Cisma de Occidente en los siglos XIV y XV, con la presencia de dos papas en la Iglesia Católica. 

Uno de estos papas, Pedro Martínez de Luna, conocido como el Papa Luna, sustituiría a Clemente VII como Papa de Aviñón, con el nombre de Benedicto XIII, a la vez que otro Papa se instalaba en Roma bajo auspicio de ingleses, alemanes e italianos.

Al ser desautorizado, el Papa Luna se exilió en Peñíscola, el 21 de Julio de 1411, asentado allí la sede pontificia, convirtiendo el castillo en palacio y biblioteca pontificia tanto para él como para su sucesor, Clemente VIII, aragonés de nombre Gil Sánchez Muñoz y segundo Papa de Peñíscola hasta el 1429, cuando renunciaría a su cargo, acabando de esta forma con el Cisma.

La finalización del castillo se llevaría durante el reinado de Felipe II en 1578 con la construcción de las murallas renacentistas.

En nuestros días, el momento que marco el despegue de la ciudad como destino turístico fue debido fundamentalmente al rodaje de dos películas: Calabuch (1956) de Luis García Berlanga y la producción de Hollywood El Cid (192) de Anthony Man con Charlton Heston y Sophia Loren.


Castillo de Peñíscola.

Horario de visitas.

  • Invierno (del 16 de Octubre al Domingo de Ramos): de 10:30 a 17:30.
  • Verano (del Domingo de Ramos al 15 de Octubre): de 9:30 a 21:30.
  • Cerrado: 1 y 6 de Enero, 9 de Septiembre, 9 de Octubre y 25 de Diciembre.
Visitas guidas.
  • castillodepeniscola.dipcas.es
Precio de la entrada.
  • General: 5 euros
  • Reducida/Pensionistas: 3 euros
  • Ambas entradas dan acceso tanto al castillo como al parque de artillería.

La Orden de los Templarios levantaría, esta, su última fortaleza entre los años 1294 a 1307. El Papa Luna lo convertiría en sede pontificia del 1411 al 1423.

Entradas del castillo y parque de artillería.


Folleto explicativo del castillo y parque de artillería.

Planta Baja.

El zaguán, las caballerizas y el cuerpo de guardia nos traen al presente el gran mundo de los templarios (1119-1314), aquellos dos siglos en los que los caballeros de la Orden de los Templarios, monjes y soldados, fueron la fuerza militar cristiana mejor organizada y el poder económico más sólido y diversificado del Mediterráneo.



En estas salas recordamos sus mayores glorias, sus héroes, sus victorias, sus derrotas, sus luchas y su vida cotidiana: sus formas de vida, sus recursos, su quehacer diario y su oscura y dramática desaparición.



Patio de Armas.

Con los templarios, en su doble calidad de fortaleza y monasterio, fue patio de armas y claustro. 

Tras la llegada del Papa Luna en 1411 se transformó en jardín con una hermosa fuente, que se hizo según sus disposiciones. 

Siempre abierto al Mediterráneo, ese mar que tantas veces navegaron y que, instalados en la fortaleza, ya no volverían a surcar.

Desde el Patio de Armas se accede al magnífico Salón Gótico, a la Casa del Agua, a la Iglesia o Capilla del Castillo, a la Sala del Cónclave, a las dependencias pontificias y a las terrazas superiores.

Vistas de la plaza baja desde el patio de armas

Vistas de playa norte desde una de las torres del castillo.


Vista de la torre de la ermita desde el castillo.


Alguna de las escaleras eran un tanto angostas...


y hay que bajarlas con cuidado.

El faro de Peñíscola.

Dependencias del Papa Luna.

En estas dependencias habitó sus últimos años el Papa Luna, Benedicto XIII.

Dirigió los trabajos y administración del Castillo, llevó a cabo sus labores pontificales, emitió bulas, escribió tratados, polemizó con los Papas de Roma, defendió sus derechos y redactó los últimos textos de su larga vida: su testamento y en particular "El libro de las consolaciones de la vida humana", su mejor obra.


Ventana y vistas desde la dependencias.

Escultura del Papa Luna en el exterior del castillo

Murallas del castillo.

Las murallas se extiende a lo largo del peñón y podemos acceder a ellas desde varios puntos del casto antiguo.

Murallas del castillo cerca de la Ermita de Santa Ana.



Parque de artillería y fortificaciones.

Iniciar un paseo por las fortificaciones y el parque de artillería, que flanquean la enorme roca sobre la que se asienta la ciudad, es como dar un salto en la historia, desde el castillo medieval al  umbral del mundo moderno.

Las fortificaciones son construidas en el siglo XVI bajo el reinado del Carlos I y Felipe II.

Escalera hacia el parque de artillería.


Ermita de la Mare de Deu de l'Ermitana.

La Ermita de la Virgen de la Ermitana esta situada en lo alto del peñón junto al castillo. 

Su construcción data de 1708 a 1714, fue ordenada por el gobernador militar de Peñíscola, Sancho de Echevarría.

Ermita y torre.

Ermita y plaza junto al castillo.

Llegamos solo una semana después de las fiestas de la Virgen de la Ermitana, las cuales se celebran el 8 de Septiembre. Por toda la ciudad todavía se podían ver carteles de la virgen colgados de muchas de las terrazas.

Muchas de las casas, sobre todo en el caso viejo, con imágenes de la virgen en las terrazas.


Parroquia de Santa María.

Situado en el centro del casco histórico, esta iglesia de estilo gótico y terminación barroca, data en su construcción inicial del XIII, aunque sería destruido por un incendio en el siglo XV y reconstruido de nuevo entre los siglos XVII y XVIII.

El campanario de termina en 1862 siguiendo el mismo diseño que el de la cercana Ermita de la Virgen de la Ermitana.

Torre de la parroquia de Santa María.




Ermita de Santa Ana.

Pequeña Ermita, cuya ubicación original, situada junto al lavadero en la muralla, fue cambiada después de la Guerra de Sucesión por la hija del Gobernador.

Era frecuentada por las mujeres después de dar a luz.




Portal Fosc.

Portal que da acceso a la subida al castillo y la plaza del ayuntamiento. Su nombre proviene de la poca luz que lo ilumina.




Plaza del Ayuntamiento.

Al borde del recinto amurallado, se puede acceder desde el Portal Fosc, y en uno de las esquinas encontramos el Ayuntamiento de Peñíscola.

Ayuntamiento de Peñíscola

Fuente en la plaza del ayuntamiento.

Curioso escultura en la playa del ayuntamiento.



Playa Sur.

La playa sur se encuentra al sur del puerto y del castillo. Puede considerarse más bien casi como una cala.

Vista panorámica desde el castillo: puerto, playa sur y playa norte.


Fuente con escudo entre el puerto y playa sur, cerca de la Carpa de Fiestas.


Playa Norte.

Esta larguísima playa se extiende al norte del castillo hasta llegar al cercano Benicarló.

Aquí encontramos la mayoría de los edificios turísticos como hoteles y apartamentos, y la playa suele estar lleva de bañaste durante los meses estivales.

Luces de la ciudad en playa norte.


El castillo de noche.


La Avinguada del Papa Luna que recorre toda la playa sirve a la vez como paseo marítimo por el que disfrutar de una de las vistas mas universales de Peñíscola.

En este paseo podemos encontrar varias plazas como la Fuente Marítima, una escultura mosaico de un dragón y la turística señal de Peñíscola con las mejores vistas del castillo.

Peñíscola playa norte.

Playa norte empezando a llenarse de bañistas.


Una de las vistas más famosas de Peñíscola.


El dragón y el castillo


Aprovechando los últimos calores del verano.


Fuente marítima en el paseo marítimo.



Puerto y Lonja de Peñíscola.

El puerto se divide en un área para la flota pesquera y otra para los barcos de recreo.

También podemos encontrar la Lonja de pescado.

Puerto y lonja de Peñíscola desde el castillo.



Puerta del Papa Luna.

Entrada sur a la zona amurallada desde donde empezamos nuestra accesión a lo alto del peñón hasta el castillo.




Casco Antiguo.

La zona antigua de Peñíscola se encuentra en la subida al castillo, y la roca en la que este se asienta. Calles peatonales en su mayoría (excepto para el escaso tráfico para residentes y comercial) las cuales nos permites disfrutar de una arquitectura peculiar de empinadas y estrechos callejones por los que ascendemos hasta la cima de la roca y el castillo.

Aquí podemos encontrar numerosos locales comerciales, restaurantes y bares en donde disfrutar de la deliciosa gastronomía del lugar.

Calles empedradas de casco viejo a primeras horas de la mañana, libres de turistas.


Blanco, colores, flores y cuestas.


En la Calle del Suspiro.


Preparadas para subir las escaleras.


Precioso pueblo, sobre todo cuando lo visitas sin gente.


Cerca de la entrada del castillo, todavía con luces por la festividad de la virgen.



Ullal de L'Estany.

Parque con un bonito lago que comunica la playa norte con la playa sur, situado detrás de ambos paseos marítimos.

En el lago encontraremos numerosos peces y patos alrededor del parque.

Lago del Ullal de L'Estany.



Casa de las Petxines.

La Casa de la Petxines o Casa de las Conchas es una de las casas más emblemáticas en Peñiscola, y ciertamente tiene una curiosa historia.

En los años 50, una pareja, Timoteo y Justa, junto con sus tres hijos, debido a los problemas económicos que atravesaba la familia, Justa tuvo la idea de contar la historia de la ciudad a los turistas a cambio de una propina. 

De alguna manera se convirtió en la primera guía turística de Peñíscola.

Poco a poco la familia empezó a salir adelante, y el dinero ahorrado pudieron comprar el terreno donde hoy se encuentra esta casa, la cual decidieron decorar en toda su fachada con conchas autóctonas, debido al amor que procesaban al mar.

Compraron estas conchas a los marineros locales a cambio de tabaco.

Con ventanas arabescas y el escudo del Papa Luna en honor al origen de pueblo, la casa fue terminada en 1961. Al tiempo, Justa abriría la primer tienda de souvenirs en Peñíscola junto en frente de esta.




Tisana del Papa Luna

Si hay un producto que vamos a encontrar en la mayoría de las tiendas en Peñíscola, es la Tila del Papa Luna, receta medieval que salvo la vida de Benedicto XIII cuando fue envenenado, o al menos eso cuenta la leyenda.

Esta es la reseña que encontramos en la caja de esta:

Se trata de una receta medieval, aunque surgida de la antigua cultura mediterránea. Fórmula magistral fidedigna de hierbas medicinales que se preparó a favor del pontífice Benedicto XIII, el Papa Luna, durante el último tramo de su vida, en que sentó su combatida corte pontificia en el bastión de Peñíscola (1411-1423). El fármaco le repuso de las graves secuelas producidas por el frustrado envenenamiento con el cual se le pretendió eliminar en 1418.

Los boticarios valencianos consideraron al preparado remedio de probada eficacia para facilitar la digestión y evitar flatos, dolores de cabeza, tensiones estresantes o dolencias de riñón. A principios del siglo XVII se legitima como fármaco clásico tradicional valenciano, "muy familiar, muy usado y muy seguro".

La autenticidad de la fórmula recuperada (composición y aplicaciones) se documenta en el libro "Tisana del Papa Luna. Polvos medicinales para el pontífice Benedicto XIII".





Pastissets.

Llamados Tortas del Alma en Aragón, estos pasteles dulces son típicos de la zona del Maestrazgo (junto con otras de la Comunidad Valencia, Cataluña y Aragón), y se suelen rellenar de cabellos de ángel, aunque en estos días los rellenos son de lo más variado, tanto dulces (chocolate,...) como salados (boniato, atún,...).

Pastisset de cabello de ángel.



Alojamiento con AirBnb.

Apartamento Brisa Marina en primera linea de puerto y playa.

Esta es la información proporcionada por AirBnb:

El Apartamento está recién reformado y bien cuidado. Muy cerca de la playa. Dispone de dos dormitorios, baño, cocina con todos los electrodomésticos necesarios, vitro y cafetera de cápsulas, salón con gran TV y balcón con preciosas vistas al mar. Hay conexión WIFI en todo el apartamento, de uso privado.

Gracias a la ubicación frente al mar, el apartamento está muy bien ventilado por la brisa marina, hay mucha corriente de aire natural.

Situado a los pies del Castillo de Peñíscola, casco antiguo, una zona única, llena de encanto. Para vivir el más típico ambiente Peñiscolano. Zona privilegiada, pues las vistas son únicas, única calle que dispone de vistas directas al Mar y al Puerto pesquero de Peñíscola. Todos los visitantes desean recorrer estas calles, llenas de historia y tradición.

Lo cierto es que la información es muy correcta, muy bien situado para poder visitar el casco antiguo y poder acceder a las playas y el puerto.

No dispone de parking, y la mejor opción la cual nos fue muy amablemente recomendada, es dejar el coche en el aparcamiento gratuito situado en el puerto, el cual ciertamente no dispone de mucho espacio, para ser sinceros, pero es la opción más cercana al apartamento.

Vistas del puerto y playa sur desde...

la terraza del apartamento. Teniendo en cuenta que esta situado en el casco viejo, es el tamaño normal de las terrazas en esa zona.


Donde comer.

Ración de chopitos para matar el tiempo.


Restaurante Porteta

Dirección

  • Calle Porteta, 18
Teléfono
  • 964 48 9774

Cena en nuestra noche de llegada. Situado en las faldas de la roca donde se asienta el castillo, ofrece unas espectaculares vistas de playa norte, sobre todo por la noche.

Tuvimos las suerte de cenar en una cena en primera línea, un exquisito arroz caldoso con bogavantes. Delicioso.

Delicioso arroz caldoso con vista a playa norte.


Restaurante Vista al Mar.

Dirección

  • Calle Principe, 4

Teléfono

  • 964 48 12 31

En nuestro segundo y último día decidimos una comida más ligera en este restaurante situado en la subida al castillo, pero esta vez con vista al Mediterráneo y el puerto.

Tapas, sardinas, chópitos, pescaditos,...



Samarucs.

Dirección

  • Bajada Bufador, 21

Teléfono

  • 964 49 76 12

Este bar situado justo en la Bufadora, una apertura en la roca que va a dar justo al mar, y desde donde podemos escuchar el romper de las olas.

Decoración estilo lejano oriente, ofrecían tapa y bebida a precio reducido.

Sentados en Samarucs junto a la Bufadora.

Esperando por la tapa.


Mykonos Peñiscola.

Dirección

  • Bajada Bufador, 13

Bar vecino del anterior, los dos muy cerca de nuestro apartamento, disfrutamos de la típica Agua de Valencia, como no podía ser menos.








Publicar un comentario

10 Comentarios

  1. Un artículo muy completo cargado de información valiosa. Estuve en Peñíscola hace años y no se me olvida la impresión que me produjo el castillo. También es muy interesante la historia del "Papa Luna" que tan bien apuntas aquí. Me ha encantado tu post.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Marcos. Hace mucho tiempo que tenia ganas de ir porque siempre hoy hablar de Peñiscola como uno de los pueblos más bonitos, y la verdad es que es así, merece la pena.

      Eliminar
  2. Muchas gracias Carlos, yo también os quiero mucho, y negro ha encantado todo lo que has contado de Peñuicola, ves un viaje que recomiendo.

    ResponderEliminar
  3. Interesante artículo. Ahora tengo aún más ganas de ir a Peñiscola. Gracias, Jose Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te garantizo que merece la pena, es un pueblo precioso. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Un artículo súper interesante y completo. Me encantan las fotos de las callejuelas, tienen mucho encanto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Si no lo conoces, te recomiendo que lo visites.

      Eliminar
  5. ¡Completísimo! Preciosas imágenes. Un placer leerlo y compartirlo. Buen día.

    ResponderEliminar