Shelter Cove en la Costa Perdida


Shelter Cove.

Situado en uno de los lugares más remotos y escondidos de la costa norte de California, Shelter Cove es la puerta de entrada de la llamada Costa Perdida (Lost Coast).

El camino de la Costa Perdida va desde las negras arenas de Black Sands Beach hasta el Mattole River. Un total de cerca de 40 kilómetros a través del King Range Conservation Area. La mayoría de este camino lo recorremos por las playas de la costa norte del estado, siendo alguna no accesibles durante la marea alta.

Además de este increíble paseo, Shelter Cove ofrece otros atractivos, como la maravillosa y casi siempre solitaria playa de Black Sands Beach, o el faro de Cabo Mendocino en el propio pueblo.

Sin lugar a dudas, este es una localidad realmente curiosa. El único acceso por coche es a través de la autopista 101 y luego desviarse por Briceland Road y continuar por Shelter Cove Road para un total de más de cuarenta kilómetros de carretera llena de curvas atravesando las montañas del Area de Conservación Nacional King Range.

Las vistas que vamos a tener de la costa van a ser espectaculares según nos vamos acercando al océano.

Avioneta despegando del Aeródromo de Shelter Cove.


Esperando que pase el autobús.


Camping y parque de caravanas.

En 1966 Shelter Cove fue objeto de uno de los mayores escándalo de venta de propiedades. En aquel año cerca de 4000 subdivisiones para la construcción de casas fueron ofrecidas y vendidas, la mayoría en el sur de California a gente que no conocía lo remoto, inaccesible y precario de la zona a la hora de urbanizar. La mayoría de estas estaban en zonas en los acantilados y montañas que rodean la zona, lo cual hacía de ellas prácticamente imposibles de urbanizar.

Esta estafa, con lo que además suponía en relación a su impacto medio-ambiental en la zona, fue uno de los catalizadores de la Proposición 20 del 1972, la cual limitaba y ponía extensas restricciones a cualquier plan de urbanizar zonas costeras.

Incluso a día de hoy algunas de las casas más cercanas a la costa han sido dañadas por el gran tamaño de algunas de las olas que azotan los acantilados, en prueba de la extrema dureza de la región. 


Preciosas vistas desde los acantalidados.


Gyppo Ale Mill, un pequeño pero chic restaurante.

Una vez llegados al pueblo, vemos que el centro esta ocupado por una pista de aterrizaje, el aeródromo de Shelter Cove. Desde aquí es bien normal ver pequeñas avionetas aterrizar y despegar, sobre todo en los fines de semana.

Quizás con esto nos hagamos una idea de la mezcla de turismo y de gente que vive en este pueblo, parte California remota, parte clase social acomodada capaz de usar una avión en lugar de un coche.

Esta diferencia la podeos confirmar con un camping de caravanas situado justo al lado del aeropuerto. Mientras en las colinas podemos ver casas con enormes ventanales e increíbles vistas.

En esta región es muy común el cultivo de marihuana, lo cual sitúa a mucha gente con importantes ingresos por la venta legal de este producto a distintas compañías es California y Oregon, pero también mucha trabajador temporal para la recolección de esta.

En cualquier caso es un destino turístico ideal para todo el que busque un lugar que mezcle la tranquilidad con el dramatismo de la costa y los parajes aledaños.

Desde Shelter Cove, vista de una de las calas y acantilados.


En nuestro paseo, encontramos algunos leones marinos tranquilamente durmiendo.


En el propio Shelter Cove podemos encontrar un par de pequeñas calas las cuales podemos bajar y pasear.


La costa y los acantilado son bien dramáticos.

Cerca de la costa podemos encontrar unos cuantos pequeños hoteles y Bed & Breakfast para el turista más mundano.

Nosotros solo vinimos a pasar el día, pues no encontrábamos cerca de la desviación de la 101 en Redway en una romántica casa en un árbol, de la cual ya hablaré en otra entrada.


Black Sands Beach.

Esta maravillosa playa de arena negra esta situada al norte de Shelter Cove. Se accede a través del Black Sands Beach Trailhead, en donde podremos dejar el coche y tomar este camino de menos de un kilómetro para bajar hasta la playa.

Incluso en fines de semana, es muy normal disfrutar de la playa sin multitud de gente. Lo aislado del lugar nos permite disfrutar de una agradable soledad en los cerca de cinco kilómetros de playa.

Empezando a bajar hacia Black Sands Beach.

Black Sands Beach.


Caminando por la playa es normal encontrarse con restos de arboles devueltos por el mar.


Un pequeño arroyo terminando en el Océano.


Tuvimos la fortuna de disfrutar de un día soleado, aunque ventoso.


Preciosas vistas al Pacífico.

La costa esta orientada al oeste, lo cual supone disfrutar de insuperables atardeceres, aunque el tiempo suele ser más bien agreste, casi siempre ventoso y la niebla, como en casi cualquier lugar de la costa norte de California, puede aparecer en cualquier momento.

Bañarse aquí no es muy recomendable y siempre con extremada precaución, pues el oleaje suele ser bastante fuerte, así como las corrientes y la costa es muy rocosa.

Desde aquí podemos empezar o terminar la caminata de la Costa Perdida.


Cape Mendocino Lighthouse.

La situación original de este faro era en Cabo Mendocino (Cape Mendocino), como su propio nombre indica, siendo este el punto más occidental de la California.

El faro fue construido en 1868, teniendo una altura de más de 12 metros, alzándose cerca de 130 metros del nivel de mar. En 1951 el faro se hizo completamente automático.

En 1998 el faro se movió 50 kilómetros al sur hasta Shelter Cove, abriéndose al público en el año 2000.

Faro de Cabo Mendocino.


Escultura de un pescador mirando al faro y al Océano Pacífico.


Preciosa luz de atardecer en el faro.






Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. Un lugar muy remoto, mil historias que conocer. Eso si, las estafas inmobiliarias y los chorizos son algo internacional. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. toda la razón, eso pasa en todos los sitios. Muchas gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Increíble lugar e interesante historia de la estafa. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Jose! El lugar es maravilloso, lo de la estafa, ya se sabe, siempre hay listos que se quieren aprovechar de la gente, una pena.

      Eliminar