Isla Canela, Huelva



Isla Canela, Huelva.

Esta falsa isla esta situada al sur de Ayamonte, separada de Isla Cristina, por el río Carreras, el cual también la separa del resto del continente.



Podemos encontrar dos enormes playas, Playa de Isla Canela al oeste y Playa de los Haraganes o Playa de Punta del Moral al este.


Enorme playa de Haraganes.

Marea baja en la mañana.


La mayor parte de las dos playas esta abarrotada de complejos turísticos, pero debido a la gran distancia de estos de la playa, nos permiten tener una cierta sensación de alejamiento.

Al norte encontramos las Marismas de Isla Cristina.

Estas son las últimas playas de la Costa de la Luz, dando paso al oeste al Algarve portugués.


Sol y cielos despejados por la mañana, antes de que llegara la gota fría a última hora del día.


Aprovechando para hacer castillos de arena.


Asentamientos en la zona se remontan hasta el Bajo Imperio Romano, los restos del Mausoleo Romano de Punta del Moral fue descubierto en 1986.

El otro importante monumento en la zona es la Torre de Isla Canela, del siglo XVI, construido por Felipe II, utilizado para defender la costa sur Atlántica de posibles ataques de países enemigos.


Por la tarde ya empezaron a llegar las primeras nubes, pero fuimos afortunados y pudimos disfrutar de sol durante todo el día


Largo camino hasta llegar a la orilla.


Hotel Melia Atlantico Isla Canela.

Aquí pasamos las dos noches en la zona. Es el último complejo turístico de la zona, justo al borde del río Carreras.

El hotel ofrece diversas opciones, desde solo desayuno, media pensión hasta todo incluido, en función de la necesidades del turista. 


Salón principal del Hotel Melia Atlantico Isla Canela.


Debido a lo avanzado de Septiembre, el hotel no estaba completo, con una buena mezcla de turismo nacional e internacional, aunque pudimos encontrar más del primero que del segundo, pero la mayoría de ellos estaban en régimen de pensión completa, lo cual se distinguía por una pulseras azules.


Rico, variado y abundante buffet de desayuno. Guantes de plástico requeridos para el buffet.


Nosotros simplemente estuvimos en el básico desayuno incluido, aunque tengo que mencionar que este era de lo más abundante, variado y de muy buena calidad.

Para el resto de las comidas queríamos disfrutar de los todavía presentes chiringuitos que encontramos a lo largo de la playa.


Camino a la playa desde el hotel.


El hotel dispone de bastante grande y amplia piscina, con tumbonas que podemos usar sin ningún coste. También dispone de camastros cubiertos, los cuales requieren de pago.

En la zona de la playa situada en frente del hotel también encontramos sombrillas y tumbonas que podemos alquilar desde el hotel.

El hotel también dispone de diversas salas de reunión y celebraciones, un gimnasio y una piscina cubierta, la cual requiere de reserva.


Piscina del hotel Melia Atlantico.


Piscina interior.


Como todo buen complejo turístico vamos a encontrar diversas actividades para entretenernos, tanto de día como de noche, con diversos espectáculos, como el de flamenco que pudimos disfrutar la última noche.


Espectáculo de flamenco en el hotel Melia.


Chiringuitos.

En la Playa de los Haraganes.

  • Chiringuito los Pozitos.
  • Chiringuito Entre Dunas.
  • La Sonrisa Beach Club.
  • Chiringuito Totem Playa.
En la Playa de Isla Canela.
  • Chiringuito Bombadill.
  • Chiringuito la Cabra II.
  • Cervecería los Barriles.
Entre ambas playas.
  • El Paradise Beach Club - Isla Canela
Estos son simplemente algunos de los que podéis encontrar más cerca de la playa, aunque alrededor de los complejos turísticos y Punta del Moral existen más lugares.


La Sonrisa Beach Club.

Comida el primer día. A medio camino entre el paseo marítimo, más bien llamarlo simplemente paseo, pues no esta demasiado cerca del mar, y la playa.

El precio del menú es razonable y podemos encontrar la mayoría de los platos típicos de la zona, en especial pudimos disfrutar de las gambas de Huelva, gambones y pescado adobado.


Acceso a la Sonrisa Beach Club.


Menu de La Sonrisa Beach Club


Ración de gambas de Huelva.


Ración de gambones.


Chiringuito Totem Playa.

Casi al final de la playa de los Haraganes esta el Chiringuito Totem Playa, el auténtico chiringuito situado en la misma playa, donde puedes comer y beber con los píes en la arena.

Es el más económico, con la misma variedad de platos tradicionales y un gran servicio. De nuevo gambas de Huelva, calamares y sardinas a la plancha, todo ello deliciosos.

Para nuestro pesar, en ningún lugar pudimos probar la coquinas, pues nos comentaron que estaban prohibidas por cierta contaminación, a saber qué.


El autentico chiringuito.


Preparados para disfrutar el almuerzo.

Así si que se disfrutan las raciones!


El Paradise Beach Club - Isla Canela.

El más grande y la vez menos económico de todos ellos, pero también que más cercano al mar.

Dispone de mesas para simplemente tomar tapas y bebidas, y una zona más acomodada para comidas o cenas.

El menú es un tanto distinto, pues ofrece platos mas internacionales y no tan típicos de la región, aunque intentamos probar lo más tradicional que encontramos, como unos huevos rotos y una dorada a la plancha.


El más elegante de los chiringuitos y más cercano al mar.


Disfrutando de un increíble atardecer.


Plato de huevos rotos.


Dorada a la plancha en cubitos.


La gota fría.

Lo que de toda la vida se ha conocido como "la gota fría", ahora han considerado a bien llamarlo DANA (depresión aislada de niveles altos), nos pilló de lleno el día de nuestro regreso.


Inundación en el garage del hotel.


Tremenda tromba de agua en el regreso a Madrid.


Lluvia torrencial durante toda la mañana, lo cual nos obligo a sacar el coche del garaje del hotel antes que este se inundara y nos fuera imposible moverlo. Luego en el camino de regreso a Madrid otra tromba increíble de agua, con corte de la carretera hacia Mérida, lo cual nos obligo a desviarnos por la nacional IV. 


Tremendo plato de rabo de toro en el Restaurante el Sol, Villa del Río, Cordoba.


En cualquier caso pudimos llegar a casa sanos y salvos, disfrutando de un increíble plato de rabo de toro antes de dejar Andalucía, en el Restaurante/Hostal El Sol en Villa del Río, Cordoba.







Publicar un comentario

4 Comentarios